Los contratos de vías 4G serían ajustados para cumplir plazos

Los contratos de vías 4G serían ajustados para cumplir plazos

septiembre 02/18

Gobierno y empresarios están organizando mesas de trabajo en las que buscan definir soluciones a los problemas que han presentado las concesiones.

El  Gobierno Nacional, los empresarios y entes de control están actualmente en una cruzada para que los 30 contratos del programa más ambicioso de infraestructura que ha tenido el país, el de las autopistas de cuarta generación (4G), salgan adelante. 

De acuerdo con Manuel Gutiérrez, viceministro de infraestructura, los contratos de las vías 4G presentan graves retrasos que, en muchos casos, no tienen que ver con el concesionario sino con situaciones externas, a las cuales no se le ha dado una solución oportuna. 

“Estamos teniendo un problema de tiempos porque todos están a punto de vencerse y los proyectos están, en su gran mayoría, con retrasos graves. Eso se debe a múltiples factores y, en ese orden de ideas, necesitamos crear plazos que se puedan cumplir, dada las situaciones que se ha presentado”, manifestó. 

Un ejemplo que cita Gutiérrez es lo que ha ocurrido en el Bajo Cauca con la concesión Conexión Norte, la cual ha sufrido la quema de decenas de sus equipos de construcción por parte de grupos armados ilegales. “Si se tiene un problema de seguridad de ese tamaño, no se le puede exigir al concesionario que cumpla los plazos, porque es imposible. Eso es un evento eximente de responsabilidad”, subrayó el Viceministro de infraestructura. 

Para Gutiérrez, situaciones como la que sufre la Conexión Norte se repiten en más concesiones. Y en otros casos se han presentado dificultades para obtener licencias ambientales, comprar predios y llegar a acuerdos con las comunidades. “Eso tenemos que entrar a resolverlo. Para ello, continuamos un ejercicio que consiste en sentar a los concesionarios y a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para sincerarse sobre los problemas que se tienen y, así, buscar salidas”, dijo. 

Por otro lado, el funcionario también llamó la atención sobre la falta de toma de decisiones en la ANI. “Después de lo que ocurrió con Luis Fernando Andrade, la ANI no tomó las decisiones que eran necesarias para viabilizar los proyectos, incluso por miedo. Y en ese orden de ideas, presentamos problemas”, reiteró Gutiérrez. 

Y aunque, a la fecha, no hay ningún contrato que esté en proceso de caducidad, la intención del Gobierno y el sector de infraestructura es, precisamente, buscar las salidas para que el programa salga exitoso. ​



Volver
Facebook
Twitter
Google+
Última actualización: 03/09/2018 23:27:40